Sueños de una noche de... Primavera

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sueños de una noche de... Primavera

Mensaje  Elizabetho del Seto el Miér Abr 06, 2011 1:04 am

¿Qué dijo la Dama que hiciera? Bueno, bueno, bueno, vamos a ver qué es lo que sueña cada quien.

Bueno, hay mucha gente que no me conoce, pero yo, yo los conozco a todos. Nos hemos besado, hemos charlado y hasta algunas veces nos hemos estrechado la mano como hermanos. Cabalgar sueños es mi afición. Si supieran el sueño en el que estuve recientemente, fue tan… ardiente. Prometo no decir a quien pertenecen tus sueños, siéntete en la libertad de que tus deseos corran libres en este sitio.

Pero ahora, cuenta tus deseos, suelta tus misterios, en el mundo de los sueños nadie podrá escucharlos... Excepto quizás yo.


OOC: Hola como en el curso de las historias de Changelling un factor muy importante son los sueños todos aquellos que quieran escribirlos pueden hacerlo en este espacio. Una de las áreas de la Corte de la Primavera va a ser conocer de los Deseos de los demás y ayudarles a su realización sin revelar a quien pertenecen dichos deseos.
avatar
Elizabetho del Seto

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 06/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de una noche de... Primavera

Mensaje  Rendell el Miér Abr 06, 2011 1:54 pm

Hacia tiempo que no soñaba eso ,corriendo libremente por la inmencidad de una estepa con un gran bosque a la derecha y montañar al rededor hasta me parece sentir el viento acariciar mi cara y la hierba amortiguar mis pisadas ,corro rapido ,troto ,brinco ,doy maromas ,estoy euforico de felizidad cuando me canso me dirigo al bosque ,bebo de un rio de agua helada para saciar mi sed y descanso en una cama de hojas ,luego todo se obscurece y veo su rostro muerto tendido en la plancha de acero abre sus ojos y me miran como diciendome porque no me protejiste ,porque no estuviste ahi cuando te necesite me miran con ternura y un poco de reproche luego veo una silueta ,es su asesino me avalanzo sobre la silueta y la desgarro a sarpas y modridas cuando termino estoy cubierto de sangre en ese momento despierto sudoroso con el corazon acelerado.
Otravez esos sueños ,tendre que buscar al asesino y...........
avatar
Rendell

Mensajes : 136
Fecha de inscripción : 31/01/2011
Edad : 41
Localización : La Independencia

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de una noche de... Primavera

Mensaje  Tank el Jue Abr 07, 2011 9:21 pm

Abro los ojos. Estoy allí. Otra vez. Escucho llanto en la distancia. Camino sobre el piso de metal dorado buscándolo. Lo encuentro. Mis manos tocan la pared invisible. Estoy en la lámpara. Engarzo el puño. Me detengo. Siempre que sueño con esto quiebro el vidrio y busco a Bigotes… ¿Por qué? ¿Qué si hay algo más en este sueño?

Comienzo a caminar a tientas hacia la derecha sobre el cristal. Para mi sorpresa, el reflejo cambia. Estoy allí, pero soy distinto. Sus ojos están en blanco y muertos. Rapado, con tatuajes de soles en la cabeza. Porta un traje con blindaje y dos pistolas cromadas en las manos. La figura comienza a salir. “Debes convertirte en el código”. Intenta tomarme del brazo. Lo proyecto al piso. Corro al lado opuesto de la linterna. Choco con el vidrio. Veo otro reflejo. Es un ser. Es como una bestia hecha de llamas. Sus cabellos ígneos caen largos sobre su espalda. Solo porta unos pantalones rotos como única vestimenta. Garras en vez de dedos. Sus fauces llenas de colmillos. Sus ojos están hechos de fuego, pero no brilla como el sol; su brillo es soberbio y salvaje. Se lanza fuera del reflejo sobre mí. En gruñidos logra decir: “Abraza… la… Furia… Homicida…” Lo proyecto lejos de mí. Me incorporo. Intento golpear pero algo me toma del brazo; es el otro. El primal agarra mi otro brazo. Me sujetan con fuerza. Mucha fuerza. Me parten a la mitad… Despierto.

Mi nariz está sangrando. Fue muy real. “¿Qué fue eso?” Ese sueño. No sé que significa.

_________________
“Mataste a mi amigo. Secuestraste a mi hermana de batalla. Viniste hasta mi casa a burlarte de mí. Pero cometiste un error: ¡Me dejaste vivir! Hasta la más oscura noche termina cuando llega el amanecer…”
–Tank, Implacable Espada de Verano".
avatar
Tank

Mensajes : 343
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 32
Localización : Fortaleza de Cantera

http://www.white-wolf.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de una noche de... Primavera

Mensaje  Tank el Lun Abr 11, 2011 8:34 pm

Bebo de la poción que me ha dado Yashem. Sabía extraño. Sentí como si …

… me salieran flores de la boca. Levanté la vista. Estoy allí. Otra vez. Escucho llanto en la distancia. Camino sobre el piso de metal dorado buscándolo. Lo encuentro. Mis manos tocan la pared invisible. Estoy en la lámpara. Engarzo el puño. Me detengo. Es el mismo sueño.

Comienzo a caminar a tientas hacia la derecha sobre el cristal. Veo el reflejo como cambia. Estoy allí, pero soy distinto. Sus ojos están en blanco y muertos. Rapado, con tatuajes de soles en la cabeza. Porta un traje con blindaje y dos pistolas cromadas en las manos. La figura comienza a salir. “Debes convertirte en el código”. Intenta tomarme del brazo. Lo proyecto al piso. Corro al lado opuesto de la linterna. Choco con el vidrio. Veo otro reflejo. Es un ser. Es como una bestia hecha de llamas. Sus cabellos ígneos caen largos sobre su espalda. Solo porta unos pantalones rotos como única vestimenta. Garras en vez de dedos. Sus fauces llenas de colmillos. Sus ojos están hechos de fuego, pero no brilla como el sol; su brillo es soberbio y salvaje. Se lanza fuera del reflejo sobre mí. En gruñidos logra decir: “Abraza… la… Furia… Homicida…” Lo proyecto lejos de mí. Me incorporo. Sé lo que sigue. Volteo hacia el lado opuesto. Tomo al soldado por el chaleco antibalas antes de que me agarre y lo proyecto sobre el otro. Ellos son como yo. Son los dos senderos que puedo tomar. En uno me pierdo en mi código y me transformo en un muerto en vida. En el otro me pierdo ante mis instintos y abrazo la ira convirtiéndome en algo peor que un animal. Les grito: “¡DETENGANSE!” Funciona. Se detienen. “¡Me niego a ser como ustedes! He encontrado algo mejor que aquello que conocía…” Volteo a ver el cristal y la veo a ella. Noto como sus ojos brillan como el ámbar refulgente. Abre sus brazos y antes de esfumarse susurra: “Libertad”. Tomo espacio. “¿Qué vas a hacer?” Camino lejos del vidrio del quinqué. “No lo hagas”. Me despido de ellos. “Los decepcionaras a todos”. Me doy la vuelta. “Te vas a matar”. Comienzo a correr hacia el cristal. “Tu me haces sentir libre” Escucho donde el vidrio revienta como cuando lo tuve que hacer en Arcadia…

Despierto.

Abro los ojos. Me siento en la cama. El sol entra por la ventana. La radio está encendida, una canción suena: “Una mañana / Una mañana linda / Mi corazón como una flor a ti se entregara / Linda será cuando me digas: creo en tu amor / Me digas que no sientes temor / Y cuando salga el sol será... / Una mañana…”

_________________
“Mataste a mi amigo. Secuestraste a mi hermana de batalla. Viniste hasta mi casa a burlarte de mí. Pero cometiste un error: ¡Me dejaste vivir! Hasta la más oscura noche termina cuando llega el amanecer…”
–Tank, Implacable Espada de Verano".
avatar
Tank

Mensajes : 343
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 32
Localización : Fortaleza de Cantera

http://www.white-wolf.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de una noche de... Primavera

Mensaje  Yashem el Mar Abr 12, 2011 11:53 am

Memorias Oníricas del Mas Grande Concierto de Todos los Tiempos

Lunes de madrugada. Un escenario. Luces. Música poderosa, cargada de mensajes de protesta y paz. Tiempos difíciles en una guerra impopular y desastrosa.

Estoy ahí, inmerso en el mar de gente que canta y grita. Jimmy Hendrix , por unos instantes, es el amo y señor del mundo.

Me aferro a ella con fuerza. No quiero que la marea humana la arranque de mi lado. Ella se aferra también. Tres días han pasado en el viaje psicodélico de amor y libertinaje. Hemos vivido días de historia, en el evento más grande de aquella época moribunda, a la que llegamos tarde.

Nos besábamos con fuerza y pasión, mientras nuestras manos exploraban aquellos lugares que el recato y las buenas costumbres habían decretado como prohibidos. Éxtasis. Sudor. Espasmos. Nos amamos con la energía de la juventud. Fuimos, por instantes eternos, el símbolo encarnado de los ideales de una generación.

Aún somos demasiado jóvenes, nuestros días de gloria están aún por venir. Es el principio de la desenfrenada vida que llevaríamos juntos. El preámbulo a un matrimonio que será todo, menos feliz por siempre.

¿En qué momento perderé la chispa? ¿Porqué el muchacho impetuoso tiene que morir, y ceder el paso frío y gris licenciado que no sabe de amores, ni de alegrías?

Tal vez aún pueda arreglarlo. La tengo aquí, entre mis brazos. El parco ejecutivo es solo una ilusión; una visión de un futuro que aún no está escrito. Somos todavía jóvenes. Somos aún la pasión. Somos aún el amor verdadero. Esta noche de Woodstock vivirá por siempre.

Con la última explosión recorriendo nuestros cuerpos, noto aterrado los súbitos cambios en mi amada. Sus ojos ya no son marrones, sino rojos. Sus dientes ya no son humanos, sino alargados y puntiagudos, como los de un tiburón. Los brazos que se aferran a mi son ahora horribles marañas de cabello, enredados en dolorosas púas.

“Vuelve ahora, esclavo. ¿Qué puedes ver con esos ojos que te he regalado?”

Yashem despierta de súbito. La silla de su escritorio resbala traicioneramente, golpeando su cuerpo contra el suelo. El impacto en su cabeza lo deja confundido algunos minutos.

Poco a poco vuelve la lucidez. Poco a poco se va el terror, aún mezclado con el hormigueo que viene después de amar.

“Todavía no puedo controlarlo del todo. Todavía hay mucho por hacer.”

Yashem se levanta del suelo, y camina hacia el sofá. Inhala nerviosamente, y se prepara para soñar de nuevo.


Última edición por Yashem el Mar Abr 12, 2011 11:29 pm, editado 1 vez
avatar
Yashem

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 66
Localización : Les Beaux Revês.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de una noche de... Primavera

Mensaje  Marité Malsonante el Mar Abr 12, 2011 12:22 pm

Un domingo por la mañana, debe ser. El sol brilla y yo no tengo ganas de levantarme. Mi madre, una mujer de tez morena y enormes ojos verdes me observa con una sonrisa cómplice, sosteniendo un vestido rosa con olanes blancos en una mano y unos zapatitos color blanco en la otra. Con mucho esfuerzo me levanto y le observo acercarse dejando todo en mi cama, comienza a desvestirme con premura mientras se escucha una canción de Chabelo en el fondo "Adiós Superman bye bye bye bye, adiós Superman bye bye bye bye" seguida de risitas y un grito infantil, seguramente mi papá tomó al pequeño Nicolás en brazos y lo lanzó por los aires, para deleite de mi hermano mayor. Los domingos mis hermanos siempre se levantan temprano para ver a Chabelo, tradición familiar desde que tenemos memoria... mamá haría algo delicioso para desayunar, los cinco nos sentaríamos en la mesita de la cocina y comeríamos apresurados para alcanzar a ver la catafixia. Mis hermanos y yo nos mirábamos (yo sin entender mucho, realmente) nerviosos por ver qué ganaría el hombre que estaba en la televisión. Ese día debí haber dormido de más, por alguna razón.

Cuando mi madre termina de vestirme bajamos apuradas, mis hermanos han terminado de desayunar y están sentados en la sala terminando de ver En Familia con Chabelo. Mi padre me sienta en la periquera que hay para mí en la cocina y pone un pequeño plato frente a mí, con algo que parece tortilla con huevo o algo similar. Me observa embelesado mientras como lentamente, susurrando cosas en italiano que por mi edad no alcanzo a entender, pero mamá empieza a apresurarle diciéndole que se nos hará tarde para la misa de 12, otra tradición familiar. Mamá apura a mis hermanos, que no quieren levantarse del piso y papá me toma en brazos para lavarme manos, dientes y rostro en un movimiento brusco que de pura suerte no dejó manchas en mi vestido recién comprado, mamá se hubiese molestado mucho. Salimos todos corriendo de casa para irnos caminando a la pequeña Iglesia que queda cerca de ahí. Me quedo dormida en el regazo de mi padre mientras mi madre y hermanos escuchan atentamente al Sacerdote, y no despierto hasta que mi padre me carga para salir de ahí. El sol pega en mis ojitos y despierto, incómoda.

Mi madre se ve radiante, presumiendo a sus dos retoños y a la pequeña recién despierta. Una de sus amigas murmura lo grande que estoy y lo mucho que he crecido, yo sólo alcanzo a sonreír tallándome los ojos mientras mi padre me deja en el suelo. No quiero soltarme de su pierna y veo a la amiga con recelo pues ya me quiero ir a dormir. Nadia se agita de un lado al otro intentando repetir un paso de baile que vio esa mañana en la televisión y la amiga la mira, sonriente. Mi madre se despide amablemente, besa ambas mejillas de la mujer y toma a mis dos hermanos, uno por cada mano y comenzamos a caminar rumbo a casa, donde la música se escucha durante toda la tarde y mi madre cocina tarareando una cancioncilla alegre que mi padre le enseñó cuando eran novios, o algo así le cuenta a mis hermanos mayores que si entienden un poco más esas cosas. Yo sólo la escucho cantar, sentada en el piso, sin moverme, mientras su dulce voz me va arrullando, así como el tibio viento que se cuela por las ventanas abiertas y juguetea con las cortinas de colores vívidos.

Se acerca a mí y me lleva en brazos con mi padre, quien está sentado en la sala leyendo un libro... me acomoda a su lado y él me acaricia el rostro ayudándome a recostarme en su regazo. Comienza a contarme la historia de una pequeña princesita que vivía en un reino lejano, que tenía solamente a sus dos hermanos y a su tía, la hermosa Alicia, que cuidaba de ellos como si fuesen sus propios hijos, hasta que una bruja malvada se la llevó a su castillo pues necesitaba el sonido de la risa de un niño para mantenerse joven. Del miedo me voy quedando dormida mientras mi papá en un acto distraído acaricia mi cabello, trenzado hábilmente por mi madre en entrincados diseños, mientras susurra:

Il mio cuore...

Y cuando despierto, estoy nuevamente en mi pequeño departamento, en el cómodo sillón de la sala/comedor, ese que tiene vista a la ventana y a las calles empedradas del Barrio Antiguo. Mi cabeza recostada en el regazo de mi padre, quien mira por hacia afuera con un gesto adusto mientras en un acto distraído acaricia mi cabello, trenzado hábilmente en entrincados diseños. El toque frío de su mano en mi frente termina por despertarme y siento lágrimas rodando por mis mejillas cuando susurra, con esa voz gélida que hoy escuché derretirse:


Eres una hija para mí, Marité, siempre lo serás...

_________________
El patio de este reino es particular
Cuando llueve te oculta no es como los demás
Escóndanse, no los vayan a encontrar,
Y si los ven solitos los van a acompañar
Estirar, estirar
Que el demonio va a pasar...
avatar
Marité Malsonante

Mensajes : 155
Fecha de inscripción : 03/01/2011
Localización : En algún lugar cerca del Seto...

http://seasonballroom.foroweb.org

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de una noche de... Primavera

Mensaje  Le Blanc el Mar Abr 12, 2011 10:57 pm

Tengo un regalo para ti…

La fragancia de la canela se abrió paso hacia sus fosas nasales, cortando por completo los inmundos aromas que plagaban aquel callejón. El ambiente se volvía cada vez más ligero.


…veo que cargas con mayor tristeza…

Las paredes se encontraban mal pintadas, ropa sucia por doquier y el aroma a encierro predominaba en todo su espesor. Gritos, berreos coléricos de una mujer se escuchaban más allá de la desvencijada puerta que tenía enfrente el vagabundo. Con cautela, la apartó y se acercó sigilosamente.

Se trataba de una discusión entre un par de adultos. El primero era alto y rubio, delatado como extranjero por su espeso acento... Este parecía estar perdiendo la calma ante las fúricas demandas de una mujer de azabaches cabellos, que no paraba de gritar. Esta le reprochaba de sueños rotos y promesas incumplidas, mientras se llevaba la mano a la base de la espalda debido al peso de su vientre.

Intentó el varón asestarle con el revés de la mano, más la mujer le cogió de la muñeca y le empujó hacia el lavadero. Sin más remedio, este se retiró por la puerta lateral, no sin antes derribar platos y vasos por mero coraje. Tambaleándose, la mujer cayó de rodillas y las lágrimas fueron acompañadas por sollozos desesperados.


...es tu decisión si la quieres tomar o no…

Siete mujeres rodeaban en un semicírculo a un varón a medio vestir, quién portaba ejemplar bigote y oro en exceso. La escena era rica en vulgaridad e hipocresía, en lo que se deshacían las unas a las otras por los contenidos de aquella billetera. Terminó cediendo el deseo llevándose no una, sino dos. Se sorprendió al distinguir esos profundos cabellos negros de nuevo, pero aún más cuando cayó en cuenta que no solo él era el espectador de la escena. Volteando hacia abajo, distinguió una pequeña figura cubierta en sombras que miraba atentamente el espectáculo, aferrado a la puerta al igual que él.

…con ella recordarás…

Ensordecían los llantos de un pequeño, quien era abatido a cintarazos. Por tercera vez observó a esa mujer, su rostro contorsionado, poseída por la ira.

-
¡Qué dejes de gritar! ¡Solo tragas y duermes! ¡Maldito sea él por traerte a este mundo y tú por arruinar mi vida! – la voz se distorsionaba horriblemente, su mirada perdida - ¡Eres un estúpido Javier, por dejarme con esta carga y sola! ¡Un inútil, mentiroso y cobarde! -

Impactado por la escena frente a si, él maniquí obró al tomar a la mujer por la garganta y someterla al piso. Se deformaba aún más el rostro en agonía, hasta que no supo si ésta había perdido el conocimiento o la vida. No importaba en aquel momento.

Fue ahí cuando pudo distinguir las facciones del pequeño. No tenía más de diez años, y sus cabellos eran salvajes y mayormente rizados. Fue cuando le miró a los ojos que reconoció claramente de quién se trataba. Sus artificiales extremidades temblaron con emoción en lo que intentaba acercarse. Los brazos de ambos se abrieron. Sonrisas temblorosas.


¿Pero….si me termino perdiendo en ese pasado?

Estaba ahí de nuevo, en aquel callejón que había seleccionado para sí en el Páramo de los Vientos, y tenía labores por hacer. Sin embargo, podrían esperar, al menos por esa noche.
avatar
Le Blanc

Mensajes : 107
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 89
Localización : Las Calles del Centro

Volver arriba Ir abajo

Re: Sueños de una noche de... Primavera

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.