En el apartamento de la Reina

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En el apartamento de la Reina

Mensaje  Flasker el Mar Jun 14, 2011 8:03 pm

El sonido de risas de dos niños hace eco en los pasillos del edificio de apartamentos.
-Eres tan graciosa ¿Cómo te llamas?
Rodrigo era un niño de ocho años llevaba viviendo desde los cuatro y medio en el apartamento. Ese día había visto una niña en silla de ruedas afuera del edificio mirando a la gente pasar en silencio y decidió acercarse para jugar.
-Me llamo… me llamo… Cecilia.
-¿Y siempre has estado en esa silla?
Preguntaba el niño curioso, inocente.
-Desde que recuerdo. Pero nunca ha sido problema para mí, al contrario en ocasiones es muy divertido.
-¿En serio? ¿No tienes problemas para jugar con otros niños?
-No, Casi no juego con otros niños
-Pero ¿por qué? ¿No te dan permiso tus papas?
-Mis papas están muertos. Vivo con Don Agustín. El me enseña y me da permiso de jugar. Pero no conocía a otros niños.
-Mi madre no me deja salir, de hecho no sabe que estoy aquí.
-Pues no debes desobedecerla ve a tu casa y pídele permiso, dile que vas a jugar conmigo.
-¿Pero estarás aquí?
-Yo estaré aquí, Don Agustín dice que no debo romper los juramentos.

Y entonces Roberto subió las escaleras corriendo de la manera como la vecina del 7 siempre lo regaña. Entro a su casa en busca de su madre dudando que le fuera a dar permiso pero pensando que si estaría con una niña deshabilitada a su mami se le ablandaría el corazón y le daría permiso.
El silencio de nuevo invadió los pasillos del edificio. Y luego un grito aterrador como de alguien que ve a sí hijo con una niña muerta con la mitad de la cara apachurrada las piernas rotas y fundidas con el metal de la silla oxidada. Luego llanto y de nuevo silencio.

Luego dentro del departamento los tacones de Sue retumban con prisa dejando atrás el sigilo de cazadora.
-Flasker!!! ¡Fuiste tú!
Y Flasker con los pies sobre la mesa saboreando el glamur responde.
-No precisamente. Pero tampoco lo evite. Disfrute de la cosecha majestad…
avatar
Flasker

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 06/01/2011
Localización : Un departamento barato y sucio

Volver arriba Ir abajo

Re: En el apartamento de la Reina

Mensaje  Sue Silvertongue el Miér Jun 15, 2011 7:47 pm

-Flasker!!! ¡Fuiste tú! - Una ligera mueca de disgusto asoma en mi rostro, mientras miro acusadoramente a mi senescal/roomie mientras él languidece tranquilamente en mi sillón, con los pies sobre mi mesa de caoba.
-No precisamente. Pero tampoco lo evite. Disfrute de la cosecha majestad… - me dice con particular descaro mientras disfruta de su travesura y del glamour que invadía el edificio. No pude evitarlo y reí de buena gana por sus ocurrencias. Haberlo traído a vivir conmigo fué un arma de doble filo: mi senescal se había tranquilizado un poco, aunque seguía trabajando incansable en ese bestiario día y noche... pero los vecinos ahora evitaban cruzar su camino con ese "tío" tan sombrío y anticuado que había llegado de visita, sin mencionar los gritos por las ocasionales apariciones de su "amiga".
- No tienes remedio. Pero al menos haz el favor de mantener a la chiquilla a raya y que no se aparezca demasiado por los pasillos, suficiente tengo con las quejas por las muchachas estos días - le sonreí y decidí relajarme un poco, sirviendo un par de bebidas en la cocina.
- Whisky? - Le tendí el vaso de cristal con ese liquido ambarino mientras me situaba con mi copa de vino a su lado.
- No se hubiera molestado Majestad... puedo fumar? - un brillo extraño asomó en su mirada mientras me preguntaba lo último.
- No. El departamento tiene alarma contra incendio. Además, no es mejor el whisky? - levantamos nuestros vasos, bebimos y charlamos de todo un poco, mientras le explicaba el funcionamiento del control remoto, y de porque no debía tocar por NINGÚN motivo mi estéreo nuevo hasta que le enseñara a usarlo (después de arruinar el lector de cd's del anterior, no podía arriesgarme a más desastres)
Había sido toda una experiencia tener viviendo a mi senescal conmigo, y las visitas de las chicas se habían tornado algo peculiares con él alrededor. La última vez lo convencieron para que se quedara, y mientras Marité me hacía comentarios escandalosos sobre la bigamia, Aqua jugaba a los acertijos con Flasker. Ciertamente era un ambiente más animado... un pequeño refugio ante la marea de dificultades que estaban sobre nosotros.
Pero todo tiene su espacio, y todo tiene su tiempo... y el tiempo de actuar no podía esperar demasiado.
- Flasker, desde mañana iniciaremos nuestros rondines por el seto. He hablado con Le Blanc al respecto, y le he asignado otra tarea. Necesitamos averiguar más sobre lo que ha venido sucediendo con esos lagartos.
- Por supuesto Majestad, solo habrá que hacer unos cuantos preparativos...
avatar
Sue Silvertongue

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 33

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.