Fireworks

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fireworks

Mensaje  Sue Silvertongue el Miér Jun 29, 2011 2:15 pm

Aquí una compilación de escritos sobre la primera cita de Tank y Sue. Esperamos sea de su agrado Wink
-----------------------------
Tank

Tocan tres veces a la puerta del departamento. Es tarde. ¿Quién podrá ser? Flasker, con pipa en mano, no puede dejar a un lado ser un caballero fachado a la antigua. Se decide a abrir la puerta confiado en que es más probable que aquello le tema más a él que todo lo contrario. 

Con la puerta entre abierta. Los ojos de Flasker se abren grandes y voltea a verlo de arriba hacia abajo.

-Hola Flask, ¿Se encuentra Sue?

-Tttt…

La pipa cae al suelo.

Se escuchan los pasos de la Reina de los Horrores Perpetuos acercándose. Cuando su faz se asoma por la puerta ve a un joven de estatura alta. Lleva un traje gris oscuro muy elegante, con una camisa negra lisa que hace juego con sus guantes y los zapatos. Su rostro rojizo se encuentra descubierto y sus ojos carmesí están cubiertos por un par de lentes cuadrados oscuros que ocultan la herida reciente. Su cabello ígneo se encuentra recogido.

-Luces hermosa… Tengo una sorpresa. ¿Quieres salir?

Sonrío.
--------------------------------------
Sue

Para variar, había requerido un poco de mas elaboración en el "disfraz" de diario: un vestido corto, sencillo pero elegante (elegido por Aqua en nuestro último shopping spree), de tonalidad azul rey, manga 3 cuartos, con un discreto escote cruzado en "v", stilettos gris plata y bolsa a juego, el pequeño colgante de swaroski adornando mi cuello daba el último toque. Un pequeño grupo de abogados habían iniciado sociedad hacía poco y estaban intentando ampliar la plantilla de miembros, por lo cual mi jefe había decidido invitarme al petit comité... eso y que prudentemente quería mantener cerca a quien ya tanta información acerca de sus "buenos" manejos de la notaría, así que había sido invitada a una pequeña cena en el hotel Ancira. Y al parecer mi estrategia podía dar frutos, lo cual no estaría nada mal para conseguir mas información y contactos entre los grises, pero procuré no ser demasiado optimista mientras volvía a mi departamento. 

Al llegar, Flasker estaba socarronamente sosteniendo su pipa sin prenderla, embebido en su bestiario en la sala de estar, y me dirigí a mi habitación para deshacerme del vestuario de la noche.
- "Es una pena que solo me vista así para asuntos de negocios" pensé mientras me daba una vuelta ridículamente frente al espejo y apenas iba a soltar mi bolsa cuando un aroma conocido llegó a mí al mismo tiempo que tocaban la puerta. Flasker se aprestó a abrirla antes de que pudiera salir de mi habitación, y un pequeño sentido de alarma se había encendido en mi cerebro... los últimos acontecimientos en el Feudo no habían sido nada tranquilizadores.

-Hola Flask, ¿Se encuentra Sue? - sabía que era él, y aún así su voz me tomó por sorpresa. ¿habría pasado algo más? Se escuchaba tranquilo.

-Tttt…- y al parecer mi senescal no podía hablar con esa condenada pipa en la boca, así que me apresuré a acudir a la puerta.

La pipa cayó al suelo, y mi mandíbula la quería acompañar con particular insistencia, pero solo logró bajar unos milímetros mientras la recomponía rápidamente en una sonrisa cuando lo vi en el umbral de mi puerta. 

Ya una vez lo había visto en traje (yo misma le había comprado uno hacía poco para realizar una investigación) pero esta vez supe que era diferente. Por alguna razón no pude articular palabra. 

-Luces hermosa… Tengo una sorpresa. ¿Quieres salir?

Su sonrisa, esa sonrisa cálida e inocente. No podía recordar la última vez que me había sentido tan poco coherente y con esas mariposas en el estómago. Había sido hacia mucho, mucho tiempo. Disfruté la sensación y justo cuando iba a responder Flasker abrió la boca: 

- Tank! - el rostro de mi senescal cambió su expresión de sorpresa por uno de seriedad absoluta mientras recogía su pipa y la devolvía a su lugar- Dime... ¿Cuales son tus inten...?- Solté una sonora carcajada a la mitad de la frase.

Los dos me miraron sorprendidos y no pude evitar sino dar un beso en la mejilla a Flasker y un abrazo rápido mientras le decía
- "Vuelvo más tarde, procura descansar o mínimo deja de entintar la mesa, esta hecha un desastre"- Volteé a ver a mi caballero andante - "Por supuesto... a donde vamos? - Sonreí y salí del departamento pensando en que, algunas veces, las sorpresas pueden ser muy gratas, y las coincidencias, señales de que las cosas no están tan mal como podría parecer...

----------------------------------
Tank

Flores frescas. Pétalos de rosa. Aromas. 

Música suave de piano. Acordes melodiosos.

Cuando caminas vendada solo queda confiar en tus sentidos y en mi mano que te guía.

-Por aquí…

Cuando cierras los ojos no importa donde estés. Todo deja de existir. Todo se transforma en lo que quieres. Ilusión. La belleza de lo posible se mezcla con la magia de lo imposible. Nosotros sabemos de eso. Los Perdidos estamos hechos de ilusiones. 

Es su magia que me atrapa. No puedo dejar de verla.

-¿Dónde estamos?

-Ya casi hemos llegado… Cuidado con el último escalón.

Tomo su mano y sé que confía en mis palabras. Sé que su dura estancia en el Reino de las Hadas la habrá hecho ser desconfiada, pero me honra siguiendo el juego. Confía en mí y nunca he pensado en decepcionar esa fe. Luce única en esta noche.

-Hemos llegado…

No se trata de cómo es que conseguí los pétalos que esparcí sobre el ascensor y las escaleras. Ni tampoco de cómo logré burlar la mediocre seguridad del edificio o transportar todo hasta aquí. No. Esta noche trata acerca de ser libre una vez más. Esta puede ser la última noche y estaré contento de pasarla a su lado.

Retiro la venda con cuidado. 

Algún día este lugar será un lujoso penthouse de algún potentado que no podrá disfrutar nunca de un momento como el nuestro. 

El día de hoy, los grises solo podrían ver el último piso inacabado del que promete ser el rascacielos más alto de los alrededores. Carente de márgenes aun, solamente se alzan las columnas donde próximamente habrá ventanales. La ausente placa del techo es sustituida por un cielo estrellado y una luna brillante; ahí donde las luces de la ciudad no pueden alcanzarnos. El espacio es amplio y la vista de la ciudad es única. En esta noche, los adoquines de un tono rojo marmóreo se encuentran limpios para la ocasión y contrastan con el lienzo magenta que se encuentra tendido en el balcón.

-Espero te agrade que estemos en la cima del mundo.

Sonrío. La música sigue. La conduzco hasta el balcón, donde nos aguarda una rosa roja, una botella y dos copas por servir. Tomo su mano y viendo sus ojos le digo:

-Mi dama, esta noche es para ti. Hay tanto que quiero escuchar… tanto que ansío saber de ti… Solo temo que la noche termine antes. Cuéntame… ¿Como estos dos corazones han llegado hasta aquí?

----------------------------------------------------
Sue

Él sabía que era una cazadora, pero al parecer, lo olvidaba o decidía ignorarlo a menudo. Podía pedirme que cerrara los ojos, pero cuando el laberinto es tan denso que no permite el paso de la luz, los demás sentidos se agudizan a tal grado que aún podría desplazarme en la oscuridad completa con cierta soltura. Quizá fuera su modo de hacerme sentir... normal. Esta vez, decidí dejarme llevar, tratando de enfocar mis sentidos solamente en él mientras me guiaba a través de escaleras y pasillos.

Podía percibir el calor que emanaba de todo su cuerpo, la forma que se movía cuidando cada uno de mis pasos, los pequeños cambios en su respiración cuando atravesábamos por algun escalón que no se encontraba bien nivelado. 

Hemos llegado - Me quitó la venda.

No se si fuera el brillo ígneo de su cabello o la intensidad de su mirada, pero por un momento solo pude verle a él.

-Espero te agrade que estemos en la cima del mundo.- Su sonrisa eclipsó cualquier otra cosa. Y dejé caer todas las barreras que hubiera podido haber creado, toda precaución. Tal vez después lo lamentaría, tal como había pasado hace tanto tiempo... pero, ¿quién me decía que esto no podía ser diferente? Me dejé llevar por la situación y sostuve con fuerza su mano entre la mía. Decidí correr el riesgo completo.

- El lugar es el que menos importa. Créeme. - le dediqué una sonrisa amplia y sincera. Y la verdad es que aunque el lugar era maravilloso, no me importaba más que su compañía. 

-Mi dama, esta noche es para ti. Hay tanto que quiero escuchar… tanto que ansío saber de ti… Solo temo que la noche termine antes. Cuéntame… ¿Como estos dos corazones han llegado hasta aquí?

Me acerqué más a él. Sabía que si seguía ahondando en su mirada no podría hablar demasiado. Puse mi frente contra su pecho y sostuve sus dos manos. No era una adolescente ni por asomo. Pero tampoco era humana. En esos momentos la Reina del Otoño desapareció, sólo quedaba Sue.

- Bueno... es difícil decirlo ya que somos un par de seres perdidos... Pero cuando dos perdidos se encuentran, es más fácil encontrar un camino - me sorprendí abrazándole por un momento, y dando un paso hacia atrás, miré la ciudad sobre mi hombro. - El cómo hemos llegado aquí no es lo importante, sino lo que hagamos con el tiempo que conseguimos. Con esta libertad que alcanzamos. Gracias por regalarme un poco de tu tiempo... Y en cuanto a saber de mí, procuraré hablarte de todo aquello que desees saber – me acerqué a la orilla del balcón.

- Soy yo el que tiene que agradecerte... – se colocó a mi lado. Tomó mis manos y puso una rosa entre mis dedos – y mi tiempo será tuyo cada vez que lo necesites.

La luna escanciaba su luz sobre la ciudad y sobre sus pupilas. La herida en su rostro me recordaba lo que ya bien sabía. Él era un guerrero... Aún y cuando había jurado protegerme, era miembro de la corte del verano. Los días mas aciagos se acercaban, y su tiempo... ese no me pertenecía más que esta noche, y si todo salía bien, quizá algunas más adelante. Confiaba en que así fuera. 

- Disfrutemos por lo pronto de ésta noche... - la música que provenía de alguna de las recámaras inconclusas me dió la pauta para empezar. Acaricié su rostro con el borde de los pétalos de la rosa que me había dado – ¿Te gustaría bailar?

-----------------------------------------
Tank

No me di cuenta cuando sucedió. El mundo cambió repentinamente para mí tras el toque de la rosa. Mi mano se extendió y en un movimiento ágil, todo había comenzado. Bailamos.

Compases. Vaivenes. Giros y desplantes. La cadencia de la música guiaba nuestros pasos sobre el suelo rojo. Fue entonces cuando pude tomar su mano y admirarla con mayor detenimiento. Su mirada. Esos ojos en los que me he perdido tantas veces. Aquella que me había salvado del segundo cautiverio tras mi regreso de las espinas. Quien hubiese entregado su vida por el bienestar de todos en el Feudo. Ella. 

Sonrisas brillando bajo la luna.

La música se torna suave y bailamos muy cerca el uno del otro.

-Nunca pensé que bailarías.

Curioso. No lo hubiese hecho tratándose de nadie más.

-Es extraño.

-¿Qué es lo extraño?

-Que a tu lado nunca tengo dudas.

Un breve silencio. 

¿Miedo? Es diferente. Se siente distinto. Espero no le moleste. ¿Debería hacerlo? Si esta es la última noche, lo mejor debe ser que lo sepa. Me voltea a ver. Debo decirlo, pero no sé como.

Repentinamente el cielo, sin ninguna explicación sonrío para mí. Estallidos de colores. Luces en el firmamento. Fuegos artificiales. Desde ese lugar tan cercano al cielo, los dos las veíamos con agrado.

-Cuando era pequeño… eran pocas las veces en las que podía estar con mis padres. Era un niño enfermizo. Más de una vez me tocó estar enfermo en soledad mientras todos disfrutaban de las fiestas de diciembre. Pero había una fecha que siempre era especial. Un día calido. El 4 de julio. Era el único día en el que mis padres no podían trabajar y pasaban su tarde junto con nosotros. Al finalizar el día, al ver los fuegos artificiales en el cielo nocturno nunca me di cuenta de lo que sentía en ese momento. Hasta ahora.

La vi fijamente.

-¿Alguna vez has amado a alguien?

----------------------------------------
Sue

Sabía lo que quería decir. Su mirada, su expresión completa no dejaba margen a otra cosa. Había hablado de su familia... pero ahora hablaba de algo más. 

Perdí el ritmo solo un instante, y uno de mis zapatos encontró la excusa perfecta para resbalar un poco sobre los petalos que cubrían el piso aquí y allá. No fué mas que una pequeña inestabilidad, pero él me sostuvo un poco más cerca, y podía escuchar como los latidos de su corazón hacían compás con los míos. 

- ¿Estás bien? No tienes que responder si no... - una fina garra se posó delicadamente sobre sus labios. Eran suaves y tibios. No había dejado de mirarle, y no podía dejar de hacerlo. Le sonreí y lo estreché de nuevo. Esta vez no lo solté.

- Estoy bien, solo que la pregunta me tomó por sorpresa. Amar a alguien... Si. Amaba a mi familia. Amaba mi carrera. Y también, hace mucho tiempo le dí mi corazón a un hombre - las memorias acudían a mi como un eco lejano, el tiempo había echo su labor - Pero aquél que había jurado amarme eternamente ante un altar, se alejó cuando no pude darle descendencia, que era lo que él deseaba en realidad

Las heridas se habían cerrado. Lo único que había quedado era ese muro. Ese muro que protegía mi mente y corazón de heridas futuras. Pero hasta los muros arden y se desploman con el fuego. El fuego lo renueva todo.

Alguien que no puede mantener sus juramentos no vale nada - Su expresión se tornó sombría - Disculpa si te hice recordar un pasado amargo -Los fuegos artificiales habían terminado y dejaban el firmamento libre para que sus eternas ocupantes nocturnas siguieran desplegando su belleza. Y ahora solo quedaba la luz en su mirada.

Tu pregunta estuvo errada en el tiempo. Lo importante no es el pasado... Sino el presente. El amor tiene caminos extraños. Tuve que perderme y atravesar un laberinto para encontrar a alguien que me enseñara a sentir de nuevo esa calidez en el corazón... - las puntas de mis dedos siguieron el margen de su rostro- Y lo que importa es que estoy con él en estos momentos.

------------------------------------------
Tank

Un carrusel de imágenes sin control comienzan a pasar frente a mi vista.
-Yo

Un segundo en mis pensamientos.

Pasado. 

“¡Debes cuidarla! ¡Es menor que tú! ¡ES TU DEBER!” Los azotes. ¿Por qué yo? Lo convertiste en mi deber. Me enseñaste esa lección con sangre.

El sol entrando por la ventana. Risas. Risas que no son las mías. El yeso en mi pie. El sentir no poder hacer nada. “Tommy… solo las niñas lloran”. La miraba con coraje. La bajé de un árbol, y después no supe como bajar. No podría salir a jugar baseball durante todo el verano. Era su culpa. Se fue a jugar. Me quedé en el cuarto solo. Soledad. Amarga Soledad que engendró mi Ira.

Escapábamos. El monstruo no debía estar muy lejos. Las espinas. Su caída. “¡Me duele! ¡Me duele!” Aqua había caído a las espinas. Estaba herida. Una espina le atravesaba el cuerpo. “¿Qué hago?” La culpa. La sangre. El llanto. “¡Déjame aquí! ¡Sálvate!” El fuego. No la dejaría atras. Mis manos quemando la espina. Mis manos ensangrentadas quemando la herida. Un grito salvaje de dolor.

Las heridas cierran con fuego.

Sus ojos. Este momento. Sus manos. Calma. 

¿Por qué nadie me enseñó a amar?
-te


Presente.

Su imagen tras el cristal antibalas de la prisión. El teléfono en su oído: “No te preocupes… voy a sacarte de aquí”. 

Tomo su mano. “Juro que te protegeré…”

Un vagabundo. Un disfraz. Una sorpresa. “Buenas noches Tank, que bueno verte por aquí… ¿No te gustaría pasar a tomar algo?”

Su sonrisa. Un momento bajo el marco de la puerta. La primera vez que alguien se interesa en mí. “Tu también cuídate…”

“He visto esos mismos ojos en los míos antes… No puedes engañar a un viejo lobo Tank”.

“¿Que me está pasando?” La confusión. “… lo que sientes por la señorita Sue… es amor”.

Sostuve su mano. “Tú me haces sentir… libre”.

“¿Estas bien?” Ahora lo estoy. Ahora lo sé.
-amo...

Futuro.

Toco sus labios. Dibujo su contorno con mi dedo indice. Hago nacer un nuevo deseo: Que mi boca conozca la tuya. Respiramos confundidos. Fuego. Siento fuego en el corazón. El fuego cura todas las heridas del ayer.

Escucho los fuegos artificiales aunque estos no aparecen en el cielo.

El futuro es ahora.
-¡Yo te amo¡

Un beso. El primero. Deseando no sea el último.

--------------------------------------------
Sue

No hubo más palabras mientras ese fuego incandescente arrasaba con todo pensamiento... mientras iluminaba de nuevo el corazón que tanto tiempo había estado en tinieblas. La dulzura del momento quedó grabada en un lugar de nuestras almas... un contacto que no debería tener final. Y sin embargo, lo tuvo. 

La ilusión de flotar dió paso a la conciencia de que mis pies se encontraban suspendidos en el aire. Tal vez él se había dado cuenta que aún me encontraba algo desorientada, y esperó a ver mi sonrisa para devolverme a tierra firme. 

(..¿sería el último beso?... ¿la última noche quizá?...) 

¿Me concederías un favor? - Sus ojos brillaron, radiantes como el sol de medio día. 
Solo dilo y esta hecho - esperaba que la determinación en su voz se mantuviera al final de mi petición.
No vayas a prometer nada. Te libero del juramento que hiciste - una mueca de dolor atravesó su faz - No estás obligado a protegerme... y si has de hacerlo de algún modo, será por tu libre albedrío y no por una obligación. El amor es algo delicado... necesita de cierto cuidado y libertad para crecer.
- ¿Me enseñarás? 
- Eso es algo que solo podremos aprender juntos... con el tiempo. - lo abracé de nuevo y logré que volviera su sonrisa.

Decidí quitarme los zapatos (y con ellos 10 cm de altura) tras lo cual volvimos al balcón. Una botella de vino nos esperaba todavía, y lado a lado, nos tumbamos a medias sobre la tela tendida en el piso sin pulir. Esta vez, antes de estrechar su mano, le quite los guantes - es mejor así- y servimos las copas. 

Y si ésta era la última noche, por el Fatum que no iba a ser el único beso.
avatar
Sue Silvertongue

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 33

Volver arriba Ir abajo

Re: Fireworks

Mensaje  Yashem el Miér Jun 29, 2011 7:28 pm

Fireworks, indeed.

Me encanta este formato de escribir historias conjuntas entre dos autores. Ha dado resultados muy entretenidos e interesantes de leer. Esta no es la excepción.

Romance y un poco de nostalgia. Ingredientes que combinan perfecto.

Felicidades a los co-autores.
avatar
Yashem

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 66
Localización : Les Beaux Revês.

Volver arriba Ir abajo

Re: Fireworks

Mensaje  Rendell el Jue Jun 30, 2011 1:35 pm

Eeeeexelenteeeee relato ya me dieron ganas de escribir algo Smile
avatar
Rendell

Mensajes : 136
Fecha de inscripción : 31/01/2011
Edad : 41
Localización : La Independencia

Volver arriba Ir abajo

Re: Fireworks

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.