Tesoros Ocultos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tesoros Ocultos

Mensaje  Yashem el Vie Ene 14, 2011 11:44 am

Tesoros ocultos en el yonque de Don Urbano

Heme aquí, en un triste deshuesadero de autos en la carretera a Monclova. Camionetas, carcachas, y demás carcamales motorizados han encontrado en este paraje el final de sus días. La tierra, casi yerma, se mancha esporádicamente del óxido que sueltan esos amasijos de fierro inservible.

Don Urbano, el dueño y cuidador de aquel yonke, encontraba en su trabajo la excelente excusa para sentarse en su caseta a ver una televisión miniatura mientras tomaba aguardiente y comía toneladas de cheetos. Era evidente el óxido en sus bisagras y su aliento mal carburado. Sus asientos estaban ya boludos, y su chasis irremediablemente vencido. Increíble pensar que el dueño estuviese en peor estado aún que su negocio.

Los perdidos vivimos en un mundo de horrores, pero también de maravillas. El ojo prosaico no ve lo que nosotros. En los lugares mas insulsos y menos esperados, el hombre común puede encontrarse con un gran tesoro.

Ya sea por casualidad, o porqué mis pies me llevaron allí, yo encontré el mio.

Simplemente estaba ahí, moribunda y cubierta de enredadera. Una Ford Mustang 1976. 255 caballos de fuerza, 8 cilindros, 406 Nm de par máximo, culata en aleación ligera, carburador Holley 4150, tracción trasera. No era el Shelby deportivo, pero no le importaba. Esa poderosa máquina se sabe impetuosa, se sabe auténtica. A pesar de los años y los golpes, se sabe destinada para la grandeza.

A pesar de saber de negocios y trueques, cometí un error de novato: mostrarme demasiado interesado en la compra. Don Urbano no estaba tan oxidado de la sesera como pensé, e inmediatamente puso un precio absurdo por una máquina en tan mal estado.

“No le doy más de tres mil pesos por él” le dije. “Mire en qué estado lo tiene: las llantas están carcomidas, le falta el parabrisas, tiene un agujero en el chasis y parece que le dieron golpes en el cofre con un bat de béisbol”

“Jeje, este armatoste vale al menos cien mil pesos, señor”. Maldita sea, el viejo Don Urbano sabía más de carros de lo que pensé. “ Me sale mejor venderlo en refacciones a coleccionistas, y mínimo le saco 100, si no es que mucho más. Tendrá que hacerme una mejor oferta”.

No tengo tanto dinero disponible. Lo que me ha llegado de los préstamos y pequeños tratos lo he invertido en el proyecto, y aún esta lejos de dar frutos. En otros tiempos, cien mil pesos los hubiera pagado sin chistar, pero casi nadie más lo hubiera hecho. Este mustang esta en tan malas condiciones que no puede valer lo que pide por él, pero no podía dejar pasar una oportunidad como esta. Ese carro era igual al que corrí en los arrancones en Boston cuando era joven. No podía dejar tirado ese gran tesoro.

Decidí jugarme el todo por el todo: “ Le propongo algo, Don Urbano. Le apuesto a que puedo echar a andar esta belleza. Si puedo lograrlo antes de que termine el día, me lo llevaré. Si no lo logro, le daré la cantidad que me pida por él, sin importar que tan ridícula sea”.

Don Urbano le dio un vistazo al armatoste. Seguro ese auto no había encendido en al menos diez años. Llevaba tanto tiempo en ese lugar que seguro le habían salido raíces metálicas, que solo una grúa sería capaz de arrancar. Don Urbano no pudo resistir el dinero fácil.

“Hecho.”

Cuatro horas, varios chicles, y medio bote de gasolina después, Don Urbano arrojó su botella de aguardiente a la defensa caída de mi Mustang 67, dejando una cicatriz nueva en el ya dañado cutis de esta preciosura. Salí a toda velocidad al volante de la hermosa dama oxidada, sabiendo que las reparaciones que le hice serían apenas suficientes para llegar a mi casa. Don Urbano juzgo imposible tan prodigiosa hazaña de mecánica, pero jamás sospechó de las misteriosas fuerzas del Fatum que intervinieron en mis manos.

Le dejé un cheque por dos mil pesos, que será involuntariamente destruido por la grasa de la montaña de cheetos que tiene Don Urbano en su caseta.

Al volante de la triste máquina, otrora bella y altiva, olvidé los problemas que me aquejaban. Por un instante, fui feliz con mi tesoro. Con el tiempo, querida mía, haré que seas hermosa y fuerte de nuevo.

Gracias por escuchar mi relato, amigos perdidos.

Diganme, ¿Hay algo en este mundo que hallan querido tener o hacer? Mi máquina fue, y es de nuevo, mi gran tesoro. ¿Cuáles son los suyos? Tal vez puedan encontrarlos muy cerca. Tal vez sean solo el gesto de una dama, o la pequeña flor que crece en la punta del cerro de la Silla. Quien sabe, tal vez sus tesoros personales estén escondidos en lugares como el yonque de Don Urbano.

¿Hay algo ahí afuera que los haga felices?
avatar
Yashem

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 66
Localización : Les Beaux Revês.

Volver arriba Ir abajo

Tesoros descubiertos

Mensaje  Sue Silvertongue el Dom Mar 13, 2011 1:06 pm

Lo había perdido casi todo. CASI.

En aquél entonces, ver mis sueños rotos había sido devastador. Pero me tenía a mi misma, mi carrera, mi familia, mis amigos. Mi pasatiempo favorito era ir de excursión a los pequeños bosques de los alrededores de Chipinque, la Huasteca, en fin, todo aquél lugar donde el aire fresco, el sol y la naturaleza se llevara mis preocupaciones del día. Llegar a algún lugar diferente cada vez era de esos pequeños placeres que disfrutaba grandemente, tirarme a la sombra de algún árbol frondoso o disfrutar la caricia del sol sobre mi cara.

Despúes, todo me fué arrebatado. Mi libre albedrío, mi carrera, mi familia, mis amigos... incluso el placer de disfrutar de la naturaleza. Durante el día, el sol me fustigaba bajo ese lugar yermo donde el Señor de la Caza ordenaba que atrapáramos su presa favorita para el desayuno. Durante la tarde, el viento curtía la piel o embotaba el pensamiento dependiendo de la estación reinante, y la sombra de los árboles no era un lugar de descanso, sino un lugar donde había que esperar al caminante (Perdido, Hada, Criaturas varias por igual) para hacerle saber que estaba en los territorios del amo, que no era bienvenido y que había de pagar tributo para poder pasar. Correr bajo la luna no había sido más que una tortura para mis fatigados miembros, y mientras mis compañeros hablaban poco o habían perdido la capacidad de hacerlo, traté de todas las formas mantener mi mente activa y con claridad. Pumas, linces, gatos monteses... El Señor tenía una predilección por los felinos al parecer. Con el mote de "Lengua de plata" me bautizó un mercader en una de esas tantas incursiones para asaltar a los caminantes. Pero eso no importaba demasiado.

Al volver, las espinas habían dañado la forma de mis recuerdos, pero al fin de cuentas, las heridas se iban curando... algunas.

Poco a poco, la Fortaleza de Cantera me había proporcionado lo que había perdido. Flasker con sus memohigos me había ayudado a reparar mis memorias, la corte de los Horrores Perpetuos me había cubierto con su manto, mis hermanas del Aquelarre se habían convertido en mi nueva familia, poco a poco había ido recuperando las credenciales que me acreditaban como abogada (Lic. Susana Samaniego a su servicio) y ahora se abría la posibilidad de disfrutar de los pequeños placeres de la vida, aunque eso del excursionismo iba a tener que esperar un poco más, había mucho trabajo por hacer todavía...

La llegada de la primavera hacía que me sintiera más vulnerable, menos segura de mi misma... Pero nadie tenía porqué saber eso. Al menos, no de mis labios. Pero obviamente mis hermanas se daban cuenta de los cambios que se iban gestando en mí.

- "Te estás poniendo algo pálida Sue, eso de estar encerrada todo el tiempo no te ayuda en nada - me dijo Aqua con gesto preocupado en nuestra reunión mas reciente- Deberías salir a ver el sol de vez en cuando - añadió con la algarabía de la Primavera por llegar.

- Tienes razón hermana. Voy a tirarme al sol cada vez que pueda *Miradas de asombro y escándalo * No no no... no lo quise decir ASÍ - y un estallido de risas llenó el departamento de cierto edificio donde un sujeto hacía de guardia cada noche, como un sol vestido en harapos, convenientemente al alcance de una mirada por la ventana. Al parecer, eso de la primavera me estaba afectando un poco más de lo que pensaba.

avatar
Sue Silvertongue

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 33

Volver arriba Ir abajo

Re: Tesoros Ocultos

Mensaje  Tank el Dom Mar 13, 2011 4:34 pm

OOC: MEGA LOL Embarassed

_________________
“Mataste a mi amigo. Secuestraste a mi hermana de batalla. Viniste hasta mi casa a burlarte de mí. Pero cometiste un error: ¡Me dejaste vivir! Hasta la más oscura noche termina cuando llega el amanecer…”
–Tank, Implacable Espada de Verano".
avatar
Tank

Mensajes : 343
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 32
Localización : Fortaleza de Cantera

http://www.white-wolf.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Tesoros Ocultos

Mensaje  Rendell el Sáb Mar 26, 2011 2:51 pm

No pude evitar sonreir al recordar la charla con Yashem ,he escuchado que eres mecanico y electrico me dice ,electrisista le corrigo ,si bueno este ....queria saber si podias ayudarme con algo ,es algo trivial, sssiii le conteste ,todo esto ocurria mientras nos interrumpian a cada momento pero por fin pudo decirme es un mustang 76 encontre uno en un desguesadro es igual al que tenia y queria saber si podias ayudarme. Mmmmm lo medite un momento ,si le dije por fin por ser un clasico sera caro en cuanto a las refacciones sobre todo si las quieres originales ,si eso no me preocupa mucho me responde ademas de que tiene unas aboyaduras y raspones ,conosco unos tipos de enderezado y pintura que me deben unos favores le comento ,¿pero cuanto me cobrarias por eso? por mi parte nada le digo solo tendras que comprar las partes que te pida.Jjajajaja la forma que que hablaba de ese auto y el brillo en sus ojos era como un niño en una jugeteria al verlo asi supe que no era algo trivial si algo te puede emocionar asi y darte ese tipo de sentimientos no es trivial eso me recuera el porque estoy yo aqui en Mina NL a donde vine en moto saco una vieja foto de mi billetera donde aparese el antiguo yo abrazando a Ana la que fue mi prometida la foto la tomo un amigo ,haaa cuanto me costo recuperar esa foto volteo al cielo y la luna esta llena siempre vengo a lugares asi a aullarle a la luna como llamandola a ella y dejando salir todos mis sentimientos reprimidos AAAAAAUUUUUUUUU y a lo lejos me pareciera escuchar como otros hermanos menores me acompañan en mi llanto.
avatar
Rendell

Mensajes : 136
Fecha de inscripción : 31/01/2011
Edad : 41
Localización : La Independencia

Volver arriba Ir abajo

Re: Tesoros Ocultos

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.