Días de entrenamiento...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Días de entrenamiento...

Mensaje  Tank el Vie Mar 04, 2011 9:30 pm

El Entrenamiento ha sido arduo en esta primera semana. Los muchachos se esfuerzan. Lo hacemos por nuestro Feudo. Lo hacemos por el Sol que lo conquista todo bajo su luz.

Veo el gotear de sus frentes cuando no pueden hacer una repetición más. Veo su desesperación cuando no pueden golpear más el costal. Los veo caer contra la lona exhaustos. Veo sus rostros, mientras subimos las gradas saltando y con pesas en cada mano. Sonrío. Al finalizar cada entrenamiento los brazos y piernas cantan sinfonías preciosas de dolor. “El Dolor es la madera sobre la que se enciende el fuego de la Ira”, les recuerdo siempre.

Después del calentamiento, estoy sentado bebiendo un poco de agua. El líquido se calienta rápido en mis labios. Coyote, nos ve desde lejos. Él nos entrenaba a Rendell y a mí. Un motociclista peligroso, salvaje y de barbas largas. Le encanta el trago, pero nunca sale con la misma mujer dos veces. Dice que no cree en el amor. Hay veces que me pregunto si yo creo en eso. A veces siento que el fuego me arrebató todo, incluso la oportunidad de amar. “No te distraigas Tank”, digo para mis adentros. Me enfoco. Veo a mis hermanos. Una toalla sucia me aparece frente al rostro. La sombra de Coyote me cubre. “¡Tienes una buena manada allí Ramírez!” confiesa mi antiguo instructor. “Hace mucho que no veía a un grupo tan dedicado… Listos para cazar…” tomamos el cumplido, pero solo momentáneamente, es hora de entrenar en serio y dirigirnos a las calles.

Montamos las motocicletas. Mi vieja ‘HellSteed’, mi valiente corcel de acero. Lo más semejante que conozco al amor es la caricia del viento cuando aviva mis cabellos ígneos mientras rodamos por las calles. Siempre me he preguntado si Coyote sabe algo. No es un Perdido, de eso estoy seguro, pero siempre me ha quedado la duda de que es lo que sabe. No le cuento todo lo que hago, pero he convivido mucho tiempo con él. Es de esas personas que nunca se pone borracho del todo. Pero cuando lo está no lo puedes callar. Lo curioso es que conoce muchas historias. Leyendas de la antigüedad. Me ha contado como su padre le contaba las historias ante el fuego de una hoguera, mientras acampaban bajo la luz de las estrellas y el llanto de los grillos, así como su abuelo alguna vez las contó a su padre. Imagino la dicha de algunos de haber podido convivir más con sus familias. Volteo, veo las motocicletas desplegadas en escuadra, los campeones motorizados de la Corte del Verano. Es casi como si pudiese abrasar esa dicha por un instante.


Última edición por Tank el Mar Mar 22, 2011 1:46 am, editado 1 vez

_________________
“Mataste a mi amigo. Secuestraste a mi hermana de batalla. Viniste hasta mi casa a burlarte de mí. Pero cometiste un error: ¡Me dejaste vivir! Hasta la más oscura noche termina cuando llega el amanecer…”
–Tank, Implacable Espada de Verano".
avatar
Tank

Mensajes : 343
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 32
Localización : Fortaleza de Cantera

http://www.white-wolf.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Días de entrenamiento...

Mensaje  Tank el Vie Mar 04, 2011 9:32 pm

Patrullamos por largas horas. Cada quien se vale de sus métodos para obtener información. No hacemos muchas preguntas. No es nuestro estilo.

Selene Cenizas ha hecho su trabajo de infiltración. Todas las pistas nos llevan a un solo lugar. “La Carabina 30/30”. Una cantina hedionda que huele a orines y deseos perversos. Los informes de Selene dicen que se han visto a algunos Perdidos reuniéndose en este lugar. ¿Los famosos Hermanos Vendaval acaso? Los 5 entramos. Hacemos preguntas. Nadie contesta. Parece que les están pagando lo suficiente como para no querer hablar. Me acerco al cantinero. No me habla, solamente pone una escopeta de dos cañones en la barra. Mis tripas se revuelven un poco y el sabor agridulce me comienza a trepar por el paladar. Un borracho toma del brazo a Roble. El sujeto blande un cuchillo y le dice que es mejor que sus amigos se vayan antes de que haya problemas. Creo bien que su petición hubiese sido bien atendida si no hubiese cometido el error de llamarla “Muñeca”. La rodilla le saca el aire de la boca del estomago y el puñetazo en la nariz lo manda al suelo sobrio sin pasar por la resaca. No debes amenazarla y llamarla Muñeca en el mismo enunciado. Los sujetos de varias mesas se levantan. Esto ha comenzado. Una furiosa Roble salta como una valquiria a la batalla. Bigfeet abraza a dos y los ahoga con sus poderosos brazos. Rendell se mueve rápidamente a defender los flancos con sus veloces zarpas. Barktooth toma una mesa y aplasta a tres con una fuerte embestida contra la pared. No les dan tiempo para blandir armas. Escucho el sonido de la escopeta siendo levantada por un par de manos temerosas. Veo el cañón apuntando en dirección a Roble. Salto la barra sin pensarlo. Suena un disparo. Los colores se van. Siento la Furia en mí. Pienso lo peor. Todo se transforma en tonos rojos y negros. Escucho romperse una nariz. Una quijada. Dedos. Un brazo. No dejo de golpear hasta que alguien me detiene. Es Rendell, cumpliendo con su labor como Caballero. Para mi suerte, el cantinero sigue vivo y soportará a que llegue una ambulancia. Pregunto si todos están bien. El lugar es una zona de desastre. Todos en pie y sin un rasguño considerable. Me toco el costado y noto el quemón en mi chaqueta. Apenas ha sido una herida superficial. Pudo haber sido un tiro directo contra alguno de nosotros. Me da gusto sigan todos con vida. Barktooth arrastra a alguien quien llora y se hace en los pantalones por el miedo. Se desmaya del pánico. Lo llevaremos con nosotros para interrogarlo. Bigfeet sale por una puerta con una gran caja de madera. La truena contra el piso. Paquetes encintados. Cocaína. Al parecer los hermanos Vendaval tenían negocios sucios en este lugar.

Sacamos los cuerpos inconcientes y los dejamos frente a la cantina. Todos suben a sus motocicletas. Me rezago, solo lo suficiente para escuchar las sirenas de policía como se aproximan en la distancia. Tomo una mesa y dos sillas de madera entre las manos y las enciendo. Eso los distraerá y hará llegar un mensaje a los Hermanos Vendaval. Subo a la moto y mientras me alejo escucho como las tuberías de gas terminar mi trabajo. Una camioneta preparada, sale en otra dirección rayando llanta contra el pavimento. Lo seguirán a él, pero no lo alcanzarán. Gracias Wornboots, siempre un valioso elemento de nuestra Corte.

Esta noche ha sido un trabajo bien hecho. Nos alejamos todos en la noche. Mientras el local estalla en llamas. No puedo evitar pensar: ¿Qué es un guerrero? Aquel que porta un arma o aquel que se transforma en ella.

_________________
“Mataste a mi amigo. Secuestraste a mi hermana de batalla. Viniste hasta mi casa a burlarte de mí. Pero cometiste un error: ¡Me dejaste vivir! Hasta la más oscura noche termina cuando llega el amanecer…”
–Tank, Implacable Espada de Verano".
avatar
Tank

Mensajes : 343
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 32
Localización : Fortaleza de Cantera

http://www.white-wolf.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Días de entrenamiento...

Mensaje  Yashem el Sáb Mar 05, 2011 5:50 pm

Ambulancias, patrullas y un camión de bomberos. Vaya que han hecho un numerito ahi.

Me acerco a la zona acordonada. Siempre hay algún policia que quiera estorbarnos. No importa. Un par de billetes al sargento nos dan el paso. Ya nos conocen. Enciendo un cigarro con algo de disgusto mientras mi hermano inspecciona el lugar sin reparar en el resto de los oficiales molestos con nuestra presencia. No importa, al menos me han informado que salvaron parte de la mercancía.

– Ya movimos el talco, jefe. – Me comenta el sargento. Maldito incompetente. Nos hubiera servido más que llegaran en el momento, esos vándalos no nos hubieran costado tanto. No nos hemos encargado de él solo porque sabe lo que hay que hacer con la evidencia contra nosotros.

– Hermano, mira esto. – Espolón mira atento una mesa a medio quemar.

Que curioso... las partes más carbonizadas tienen, inequívocamente, la silueta de dos manos que parecían sujetar fuertemente la madera. Doy una gran bocanada de humo a mi cigarrillo, y volteo a ver a mi hermano. Él me mira de regreso, con ese semblante hostil que tan bien le conozco.

No hace falta mucho para entender lo que me dice con la mirada.

– ¿Cómo les encanta darnos buenas excusas, no crees hermano?


______________________
Mis felicitaciones por estos relatos, Luis. Vivan los cortesanos del Verano, protectores del Feudo y Conquistadores Radiantes.
avatar
Yashem

Mensajes : 111
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 66
Localización : Les Beaux Revês.

Volver arriba Ir abajo

Una espectadora

Mensaje  Sue Silvertongue el Dom Mar 06, 2011 11:17 pm

A veces me pregunto como es que toleraba la lentitud del tráfico antes, estando atorada ahí, entre calles habitualmente poco transitadas, olvidadas de la mano de Dios... justo ahora hubiera preferido correr entre las sombras de los edificios entre calles vacías, pero creo que al final todo es parte del encanto de volver un poco a la vieja vida. Es increíble como el tiempo entre las espinas puede cobrar una factura tan alta como para poder decir esas palabras con nostalgia. Pero esos días donde había espacio para las bromas entre audiencias, los gritos en los separos, los reclamos y las discusiones entre colegas habían quedado muy atrás, aún y cuando ahora me empezara a mover en segundo plano dentro de la notaría, jamás volvería a ser lo mismo. Yo había muerto. Lilian había muerto para el mundo y para eso no había marcha atrás.
Poco a poco había ido recordando la dulce ignorancia en la que vivía aquellos días, cuando ir a hacer un poco de campismo era cuestión de esparcimiento, cuando quedaba la satisfacción de una excelente cena en convivencia con la familia o con los amigos, cuando el drama más importante había sido un matrimonio fallido... Semáforo en rojo y justo antes de que pudiera pasar, quedando ahora como primera en la fila que se venía haciendo desde hace rato, obviamente cortesía de un gentil hombre que había estampado su stratus rojo deslavado sobre las barras de contención de una calle atrás. Cambio a verde. Y rojo al mismo tiempo. Pero no el semáforo, sino una viva llamarada montada sobre una motocicleta ya conocida que pasó justo al frente mío, un hombre de cabellos de fuego y el ardor de la batalla en la mirada. El sonido de un claxon me sacó de mi estupor, avancé y decidí detenerme en el 7 eleven de la esquina siguiente.
Al bajar de mi automóvil me recibió la fresca brisa nocturna y un vago aroma a quemado en el ambiente, además del sonido de las sirenas que rondaban las calles un poco más al sur... Sonreí. Al parecer el antiguo soberano del "Sol conquistador" había calentado un poco la noche, y no dudo que algunos otros cortesanos estuvieran involucrados, aunque no había señales de ninguno, tan solo empezaba a haber un poco más de caos en los alrededores. Me pregunté si tendría que ver con esos "entrenamientos" de los que escuche hablar por ahí, o con alguna misión. Sonreí de nuevo al pensar en las posibilidades de tener que volver a liberar a Tank de algún embrollo judicial, definitivamente ese hombre tenía cierto potencial para la generación de desastres. Pagué distraídamente mi botella de agua y me dirigí de nuevo a mi automóvil. Tenía mis propios asuntos que resolver, y tenía que mandar a "entrenamiento" a mis nuevos muchachos con Flasker, para que conocieran con la mayor celeridad posible los caminos del seto que habían de ser vigilados constantemente de ahora en adelante. Encendí el motor, y me puse en marcha hacia cierto cementerio.
Al caminar entre los sepulcros el viento nocturno azotaba mi cara, la noche enfriaba cada vez más y mi fino pelaje no era suficiente esta vez. Por tercera vez en la noche sonreí, esta vez al pensar que Tank no tendría ese problema, y en lo agradable que sería eso de tener un sistema de calefacción ambulante.

avatar
Sue Silvertongue

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 33

Volver arriba Ir abajo

Re: Días de entrenamiento...

Mensaje  Tank el Lun Mar 07, 2011 2:20 am

Abre los ojos. Está en la cima de un montecito bajo, como una pequeña arruga en la tierra de un campo lleno de flores y girasoles. Los rayos del sol descienden traviesos por entre las hojas del único árbol que se alza sobre el pequeño monte. Yace tendido bajo la sombra delicada y frágil. Voltea a verse las manos, algo es diferente. Sus ropas son una camisa polo negra y un pantalón sastre blanco. Está descalzo. Se sienta bajo el enorme árbol, intenta levantar la mirada, pero los débiles rayos del sol casi lo ciegan; como si hace tanto tiempo no lo hubiese visto en realidad. Se incorpora. Estira las piernas. Camina 10 pasos. Se detiene. Hacía tanto tiempo… que no puede evitar voltear a ambos lados para ver si alguien lo detendrá. Lo hace. Comienza a correr a través de las flores y bajo el brillante sol veraniego. Corre como un loco. Corre buscando entender lo que es correr. Corre como si nada lo pudiese atrapar. Es libre. Llega lejos. Observa con asombro a todos allí. Todos están reunidos esperándolo. Hay dos árboles enormes que extienden sus ramas, haciendo que sus hojas se estrechen las manos, creando un techo natural. Sobre el verde pasto una manta prepara el festín donde lo esperan. Están todos allí. Su madre. Su padre. Sus hijos y su esposa. Su perro tan querido que llevaba ese nombre que solo su ingenioso hijo menor de manera tan creativa pudo haberlo bautizado. Todos se alegran. Lo estrechan en brazos. El odio y el temor del pasado son borrados. No hay rencor. Solo vida. Solo esperanza en un mañana. No puede evitarlo. Llora. Llora como un niño que ve al creador. Llora como un hombre que hacía tanto tiempo no había llorado. Llora lágrimas amargas que salen rojas de sus ojos, solo para llorar después lágrimas de cristal, como diamantes brillantes que salen de sus ojos; lagrimas de felicidad.

Despierta. Fue un sueño. Ve el techo sucio y la gotera de la esquina. Baja de la cama alta de la litera, para ver el espejo roto y las rejas de su celda. Ve los tatuajes en sus manos y antebrazos. Ve las ropas podridas que ha traído tanto años de estar en el presidio. Da los diez pasos que puede dar en su jaula hasta llegar a las rejas que coartan su libertad. Toma añorante entre sus manos los barrotes. El aroma a excremento y orina atorado en la coladera le pega como todas las mañanas en la nariz, pero esta vez, a diferencia de hace tanto tiempo, no lo huele, se rehúsa. En su jaula de cuatro por cuatro voltea a ver con asombro y por primera vez en tanto tiempo nota algo que no estaba allí para él aunque lo hubiese visto mil veces antes. Se percata de como a través de la pequeña rendija un trozo de luz entra a su celda. Como si el sol entrará solamente para él en este día. Baña su rostro con la caricia del astro mayor. Pone sus manos a una distancia considerable frente a su rostro y por un momento puede ver las hojas del gran árbol por donde se filtra la luz. Llena sus viejos pulmones con un aire nuevo y entiende que lo que huele en realidad son las flores de su sueño. Lo que escucha es en realidad las palabras de su familia y el ladrido de su perro. Y lo que siente es tan real como en él sueño. Lagrimas cristalinas salen de sus ojos. Lagrimas de felicidad.

Hoy fue un día extraño para él. Todos dicen que está maldito. Dicen que se debe a lo que hizo. Mala suerte la llaman. Nunca había recibido visitas hasta hoy. Pero incluso hoy, cuando dos hombres vinieron a visitarlo, dicen que tuvo mala suerte. Muchos pensaron que podían ser sus familiares. Otros que venían a matarlo mientras dormía. Pensaron que debía ser una desilusión muy grande tener visitas y no poder recibirlas por estar dormido. Él sabe que la gente se equivoca. Sabe que quizás no puede correr como quisiera, pero hoy tuvo un sueño que fue tan real.

Sobornar a alguien para dejarnos pasar mientras dormía fue más fácil de lo que uno pensaría. Yashem solamente me hizo el favor de ayudarme a traer un poco de luz a ese ser. Antes de retirarnos, lo vemos en el jardín, con los demás internos. Está sonriendo. Habla con otros. Saca los cigarros que le dejamos. Enciende uno. Da una calada profunda. Cierra fuerte los ojos y recuerda mis palabras. Sonrío.

---
Me gustaron mucho los dos escritos. Los dos estuvieron muy bien complementados.
@Yashem: It’s a must! Estas acciones moverán la tierra desde sus centros. PM.
@Sue: Nice move! No lo había pensado con detenimiento pero al parecer, el entrenamiento comenzó para todos.
avatar
Tank

Mensajes : 343
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 32
Localización : Fortaleza de Cantera

http://www.white-wolf.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Días de entrenamiento...

Mensaje  Tank el Lun Mar 07, 2011 3:18 am

Tomo un par de cosas. Solo lo necesario. Monto a Hellsteed. Viajo en dirección hacia allá. Pienso en tantas cosas al mismo tiempo. Los recuerdos me asaltan. Las espinas que cuando niño me rasgaron el alma provocaron heridas que aun no he podido curar. Acelero. Pienso en mi hermana. Pienso en Fiammata. Pienso en el Seto y los Implacables. Pienso en el Sol Conquistador. Pienso en mi hermano Rendell. Pienso en los Hermanos Vendaval. Pienso en Roble… Debo dejar de pensar. Prendo el reproductor mp3 y dejo que mis oídos se inunden con las estridentes guitarras y las voraces percusiones. Cantos de guerra. Hoy no hubo mucha actividad en el patrullaje. Sé que nuestro mensaje llegó alto y claro: “Aquí estamos y estamos listos para ustedes”. No temo por mi vida, pero aunque la corona ya no descanse en mis sienes, siento la carga pesada de las de los demas. Soy responsable de lo que llegue a suceder.

Llego. Apago la música. El edificio es de varios niveles. Mucho mejor que la pocilga que suelo llamar mi hogar. Aquí estoy. Sé bien cuál es su departamento. Su auto se encuentra estacionado en el lote reservado para ella. Inocentemente siempre intento que no se dé cuenta. Apago la moto y la llevo caminando enfrente del edificio. A veces soy tan tonto y olvido el hecho de que soy un sujeto hecho de fuego parado en la oscuridad de la noche. Ya debe saber que estoy aquí. Esconderte de un cazador no suele ser fácil. En este momento debe de estarme viendo detrás de sus cortinas. Sé que tengo su número de celular y que dijo que llamaría si algo se presentara. Con todo lo que ha sucedido últimamente en la ciudad prefiero no correr riesgos. Después del patrullaje hago lo posible por darme una vuelta por acá y me cercioro de que todo este normal. No es mi intención ser una molestia, por eso prefiero quedarme aquí y no avisarle que estoy afuera.

El silencio me sirve para pensar claramente. Reflexiono acerca de los pendientes y planeo el siguiente paso a tomar. Me da gusto poder haber jurado a la Corte del Sol Conquistador. Sé que Barktooth es un buen líder y me honra haberme permitido regresar a la Corte que tanto significa para mí. No me imagino pertenecer a ninguna otra Corte. Por otro lado, al parecer a Gorrión le funciona bien no ser de aquí, ni de allá, pero es por qué lamentablemente habla sin conocer lo que dice. Pero yo estuve allí. Recuerdo la reunión. Esa trampa disfrazada. Recuerdo que el primer Replicante con quien hablé en estas tierras fue Eladio Cazacuervos. Lucía más joven. Más jovial antes del peso del Invierno. Recuerdo su primera pregunta hacia mí era acerca de donde provenía. En ese entonces no era de ningún lado, justamente como Gorrión. Pero ahora, soy Tank y soy del Verano su Espada.

Recuerdo cuando el Alacrán intentó entregarnos a todos a esa Guardiana. Supuso erróneamente que ninguna estación moraría en esta ciudad nunca más. Recuerdo cuando Sirio nos contactaba a Rendell y a mí. ¿Qué habrá sido de él? Sirio intentó enseñarnos algo. Lamentablemente éramos muy jóvenes para aprenderlo. Siento que él lo sabía y que al llegar el Verano, posiblemente lo podremos contactar durante “Los Días Perros”. Es por eso que debo defender a nuestro Feudo, para que ningún Perdido vuelva a estar en ese riesgo tan grave de poder regresar, para que todo aquel que quiera pertenecer pueda llamar este su hogar y para que cuando Sirio regrese vea que no lo hemos defraudado.

Doy algunas vueltas a la cuadra. Ya va a amanecer. Espero que Sue haya dormido bien. Para mi es un precio muy bajo por la libertad que me entregó y lo haré gustoso mientras mi llama arda fuerte. Prometí protegerla y pienso cumplirlo.


Última edición por Tank el Mar Mar 22, 2011 1:47 am, editado 1 vez

_________________
“Mataste a mi amigo. Secuestraste a mi hermana de batalla. Viniste hasta mi casa a burlarte de mí. Pero cometiste un error: ¡Me dejaste vivir! Hasta la más oscura noche termina cuando llega el amanecer…”
–Tank, Implacable Espada de Verano".
avatar
Tank

Mensajes : 343
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 32
Localización : Fortaleza de Cantera

http://www.white-wolf.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Días de entrenamiento...

Mensaje  Rendell el Jue Mar 17, 2011 4:59 pm

EEEEEEEPPPPPIIIIICCCC cheers
avatar
Rendell

Mensajes : 136
Fecha de inscripción : 31/01/2011
Edad : 41
Localización : La Independencia

Volver arriba Ir abajo

Re: Días de entrenamiento...

Mensaje  Rendell el Jue Mar 17, 2011 6:12 pm

El entrenamiento ha sido especialmente duro hoy creo que me lo he ganado ,todavia escucho el "porque le dijiste" de Tank ,tenia que hacerlo es de quienes considere probable que pudiesen pasear por esos parajes y no quiero ni imaginarme si se topa con esos tipos aunque sea la soberana de otoño y una cazadora como yo ademas de Aria creo que hay un limite para todo y poner en riesgo a una mujer no puede ni pasarme por la cabeza pense que Tank lo entenderia ya que la ha estado cuidando de ella pero paece que la regue jejeje solo le dije lo ecencial.
Fue en la reunion para el jucio de Garrick todos sabiamos en el fondo que no iria pero podria habernos dado la sorpresa ,estaban Flasker ,Sue y Aria hablando sobre no recuerdo que cosa me hacerque lentamente para captar sus miradas y ver si era momento oportuno para acercarme (ademas de mostrar que no habia hostilidad en mis movimientos supongo que son costumbres que nos son faciles de dejar) ¿puedo? les señale un lugar en el sofa ,fue Sue quie me contesto! Porfavor ¡ me sente y espere a que terminaran de hablar y les dije que tenia algo importante que contarles.
Y les conte de mi patrullaje por la huasteca aunque no les mencione el lugar especifico me tope a unos tipos hostiles pensaron que me referia a maleantes humanos y les dije que no pero que tampoco eran changelins para que comprendieran lo peligroso que es ir ahi les comente mis sospechas "hombres lobo" a Tank no se lo dije ,no hasta estar seguro ,a ellos para ver si les daba un poco de miedo y que no fueran que es mi intencion ,les dije que vi como a 15 pero podrian ser mas les dije que me salvo alguien a quien Tank y yo conocemos !hombre lobo¡ se dijeron si les dije recuerdas a la murcielaguita que conocimos en la reunion en donde conocimos a Yashem y a Le Blanc le dije a Flasker si me respondio vi la cara de sorpresa de Sue y la preocupacion de Flasker les dije que "ELLOS" no quieren que vayamos a su territorio que no es nuestro territorio o que la proxima vez no este ahi para ayudarnos.
Me preocupa que uno es esos tipos venga a la cuidad a hacer destrozos unos minutos antes Aria me dijo que en uno de sus patrullajes con Barktooth algo la ataco pero no vio que ,por eso les dije ,como no les quise decir mas detalle a Sue se fue a preguntar a Tank rayos todavia siento su mirada de padre que ve a su hijo que a dicho algo inapropiado en frente de amigos de su padre pero bueno como dije ,en la cortede verano no tenemos secretos no como en invierno sin argaviar "Aria" ahi presente luego la promesa del buen Tank ya veras en el entrenamiento Rendell JAJAJAJAJA vaya que cumple lo que promete vaya que si
avatar
Rendell

Mensajes : 136
Fecha de inscripción : 31/01/2011
Edad : 41
Localización : La Independencia

Volver arriba Ir abajo

Re: Días de entrenamiento...

Mensaje  Tank el Jue Mar 17, 2011 7:58 pm

"...Ahora, todos serie completa de Lagartijas" Tank voltea a ver a Rendell "No Rendell, tu apóyate sobre las pesas cuadradas de metal. Asciendes levantando una pierna y la mano contraria hacia adelante con la pesa" Rendell voltea a ver a Tank "¿Es por lo que dije verdad?" El guerrero ígneo toma otras pesas y comienza a hacer lo mismo que Rendell "En parte..." Rendell se detiene momentáneamente "¿En parte?" Tank sin parar dice "Estas son para el equilibrio y la fuerza que necesita un Caballero antes de una batalla... Ohh pero las que siguen… ¡Esas si serán por lo que dijiste!" Tank Sonrie.

---

OOC: MEGA LOL. Pobetito Rendell, lo caciquean. Pero pronto tendrá 5 en Fuerza y será mega poderoso.

_________________
“Mataste a mi amigo. Secuestraste a mi hermana de batalla. Viniste hasta mi casa a burlarte de mí. Pero cometiste un error: ¡Me dejaste vivir! Hasta la más oscura noche termina cuando llega el amanecer…”
–Tank, Implacable Espada de Verano".
avatar
Tank

Mensajes : 343
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 32
Localización : Fortaleza de Cantera

http://www.white-wolf.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Días de entrenamiento...

Mensaje  Sue Silvertongue el Jue Mar 17, 2011 8:27 pm

-"... Y estas completamente seguro de que no puedo darme una vuelta en su patrullaje un día de estos? Vamos, será interesante!!! Hasta Aria los acompaña y eso que ella es de Invierno... Tenemos que convivir un poco más nosotros... y 3 buenos olfatos abarcan más terreno que 2, no crees? Digo, hace mucho que no voy a Chipinque, o al cerro de la Silla, ya dijiste que la Huasteca no, pero extraño mucho estar en contacto con la naturaleza..." - Ese día decidí pasar por el Oxxo donde trabaja Aria, y fué una excelente coincidencia tener ahí a Rendell también.

Al parecer Tank no cejaba en su intento por formar guerreros que no fueran detenidos por nada ni nadie... Era muy poético, sobre todo eso de los caballeros guardianes... Rendell, como primer caballero, era alguien a quien le guardaba gran respeto y aunque en realidad hablábamos poco, sentía una simpatía natural hacia él, al igual que hacia mi callada hermana de Aquelarre, que aunque era reservada, siempre daba en el blanco cuando hacía alguna observación. Era esa comprensión sin palabras que nos unía de alguna manera. Sonreí hacia el Caballero Lobo - " Estoy segura que de algo he de servir, aunque tenga un poco atrofiadas mis dotes de cazadora... Me servirá observarlos un poco más de cerca, sobre todo porque estos días Flasker y yo hemos llevado a los muchachos a su propio "entrenamiento"... no nos haría mal que yo desempolvara un poco mis instintos... No lo crees hermana?


- "Humm.. no lo sé, que dices tu Rendell? - dijo una Aria precavida pero con una sonrisa en el rostro.

- " Lo pensaré... ya veremos Dama Sue" - y con una risa complice, Rendell siguió su camino y yo el mío, mientras Aria lidiaba con un borracho que sujetaba un botella de alcohol etílico, una coca, y buscaba desesperadamente los últimos 4 pesos que le faltaban para completar su botín de la noche.

OOC:
Hahaha, a ver si pega XD
avatar
Sue Silvertongue

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 33

Volver arriba Ir abajo

Re: Días de entrenamiento...

Mensaje  Rendell el Vie Mar 18, 2011 1:54 pm

Termine el entremaniento molido pero es un dolor que me hace sentir bien. Tank sabe cumplir lo que dice no pude evitar una pequeña sonrisa cuando me hizo hacer esas lagartijas con pesas luego esa mueca de dolor y cansancio y luego la cara de sorpresa cuando me dijo ! pero las que siguen son por lo que dijiste ¡ . No pude evitar reirme para mis adentros realmente me cae bien Tank lo aprecio y respeto mucho ,pero ha estado extraño ultimamente cuidando a Sue ,es cierto que se me occurio lo mismo pero pero se comporta extraño cuando esta con ella le perguntare despues , no es de los que te cuentan su vida pero tengo curiosidad.
Me ducho y voy a comprar una botella de agua y una de gatorade ! YA SE ¡ ire al oxxo donde trabaja Aria asi le pregunto sobre la proxima patrulla ya que no he tenido oportunidad de hablar con Barktooth y asi mato a dos pajaros de una pedrada JAJAJAJA no puedo evitar reirme de mi chiste pero no es conveniente que haga ese tipo de chistes en frente de Aria podria tomarlo a mal.
Cuando llego al oxxo en cuestion me encuento con la grata sorpresa de que ahi esta Sue , me trato de convencer de que la llevaramos de patrulla pero no queria aun siento la mirada de Tank ademas es peligroso ,luego como buena abogada que es me cambio la perpectiva tlavez de ir a otro lado ,de las ventajas de otro cazador mas en el grupo apesar de tener .....cual fue la palabra ....atrofiados sus dotes de cazador. Mira Sue disculpa que te hable tan familiarmente pero siento mucha simpatia hacia ti y Aria ademas creo que eso de los titulos no son mas que para hacer sentir importante a quien los porta en lo personal solo llamame Rendell claro que frente a extrañas esta bien lo de los titulos y eso pero si te molesta me dices y la puedo llamar su majestad Sue Silvertong no es que quiera ser descortes es solo que no se me da eso de ser protocolario pero volviendo al tema ningun cazador que se precie de serlo tendra nunca sus sentidos atrofiados ,dormidos talvez pero nunca atrofiados mmmm lo pensare ....ya veremos Dama Sue me marcho sin poder eviter sonreir creo que sabe la respuesta a su peticion ,al fin y al cabo quien soy para negar a que un cazador se complazca en la cazeria incluso podria seguirnos sin decirnos lo cual seria mas peligroso. Bueno supongo que mas entrenamiento no me caera mal ademas ponder condiciones y le dire a Tank se va a enfadar pero que mas da es mejor que sepa y se enfade a esconderselo.
avatar
Rendell

Mensajes : 136
Fecha de inscripción : 31/01/2011
Edad : 41
Localización : La Independencia

Volver arriba Ir abajo

Re: Días de entrenamiento...

Mensaje  Sue Silvertongue el Vie Mar 18, 2011 6:20 pm

OOC:
LOL, esto va a estar buenísimo para platicar en el LARP hahaha XD
avatar
Sue Silvertongue

Mensajes : 98
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Edad : 33

Volver arriba Ir abajo

Re: Días de entrenamiento...

Mensaje  Aria el Vie Mar 25, 2011 11:57 pm

- Son $44.60. ¿Desea redondear los centavos? - Redondear es una tontería señor, juntando tantos podría completar otros $44.60 para comprarse lo mismo otra vez...
- Eh? Sí, sí.

Saco el ticket de la maquinita, una callosa y percudida mano lo toma y se va con su bolsa llena de chucherías. En el momento en que sale, noto a una familiar figura... Atravesó la puerta con su caracteristica gracia felina y rostro de sonrisa permanentemente seductora. Por suerte ya no había ningún cliente más en caja, sólo un borracho gediondo debatiéndose entre precios de bebidas allá al fondo.

- Soberana Sue. Hermana, ¿Qué haces por acá?

- Buenas tardes Aria, no quisiera molestarte, pero vine a visitarte y platicar un poco. Has estado un poco ausente en el Aquelarre, pero sé que es por los patrullajes... con Barktooth... Para defender el territorio, eso es claro.
- ... Sí, lo principal es no bajar nuestras defensas...
- He estado pensando... Mmm... ¿A cuánto tienes esos encendedores rojos?
- ¿Qué? Ah, $14.50. Tienen lucesita. Puedes llevartelo si quieres, no se darán cuenta.
- No, no, solo te preguntaba el precio. Sería muy impropio de una abogada llevarse algo sin pagar. No, lo que quiero es hacerte una petición...

No terminó de hablar, cortó su frase el abrir tan abrupto de la puerta y el caer de la máscara. Era Rendell. sudoroso, cansado y con una sonrisa de satisfacción al vernos. Sentí como si se estuviera riendo de un chiste interno, pero estas malas noches me han creado paranoia.
Se acercó y saludó galantemente, pidiendo que dejasemos de lado el protocolo formal de llamarle por su título. "Caballero". Ciertamente era muy leal, bastante leal, mas de lo necesario, a mi parecer.
Preguntó a que horas saldríamos a patrullar, y le dije que Barktooh había decidido que esa noche nos quedaríamos un par de horas mas tarde de lo acostumbrado, ya que varios disturbios empezaban a suceder en la ciudad tiempo después de nuestros patrullajes.
Era la oportunidad que Sue esperaba y nos lanzó su petición. Quería acompañarnos en nuestros patrullajes.


- Estoy segura que de algo he de servir... - Nos suplicó. Su voz la delataba, pero fingía... No lo suficiente para mí, fue bastante obvio. - ...Aunque tenga un poco atrofiadas mis dotes de cazadora... Me servirá observarlos un poco más de cerca, sobre todo porque estos días Flasker y yo hemos llevado a los muchachos a su propio "entrenamiento"... no nos haría mal que yo desempolvara un poco mis instintos... No lo crees hermana?

Justo lo que no quería... Que me preguntara. Mejor eludo.

- Humm.. no lo sé, que dices tu Rendell? - Sonrisa, sonrisa. Que bueno que Rendell esta aquí.


- Lo pensaré... ya veremos Dama Sue - Y se alejó, sonriendo. Creo que ya había olido al hombre ebrio que se acercaba... Sue huyó también.
Que olor tan fétido.
Mejor cobrarle rápido... Rápido... Maldita cerveza, maldito codigo de barras mojado. Son $34.70. ¿Desea redondear los centavos?... Sí... Serían $35. Billete de 20, moneda de 10, Sue y Rendell voltean desde la puerta. Moneda de 1 peso. Señor, le faltan 4... Sue y Rendell se ríen desde fuera, los puedo ver através del vidrio.
El señor tantea todas sus bolsas. Dice algo entre dientes. Quisiera taparme los orificios del pico. Este viejo no encontrará esos 4 pesos aunque se desnude aquí mismo.
avatar
Aria

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 30/01/2011
Edad : 41
Localización : Monterrey

Volver arriba Ir abajo

Re: Días de entrenamiento...

Mensaje  Rendell el Mar Abr 05, 2011 2:04 pm

Esta bien chida la version de esta historia desde el punto de vista de Aria Smile
avatar
Rendell

Mensajes : 136
Fecha de inscripción : 31/01/2011
Edad : 41
Localización : La Independencia

Volver arriba Ir abajo

Re: Días de entrenamiento...

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.